Go to Top

Emprende!

Modfie

En este artículo publico la carta de uno de los emprendedores que están participando en BerriUp:

Jurdan Berrio, CEO de MODFIE

«Ningún plan de negocio sobrevive al primer cliente»

Muchos de los que leáis este blog entenderéis perfectamente la frase anterior. Hace mes y pico yo no la hubiera entendido. Obviamente sí hubiera entendido el significado directo, pero no todo lo que conlleva. Validar el modelo de negocio, validar el problema, la solución, pivotar en base a los resultados, un roadmap, etc… Todas ellas prácticas eficaces para quitarle protagonismo a la suerte, a la buena y a la mala. Algunos diréis que entendéis que quiera evitar la mala suerte, pero no la buena. En esencia es lógico, al final todos necesitamos un poco de la buena. Pero la suerte no deja de ser un proceso de azar, y ya me perdonaréis pero, esto es un negocio, no un juego.

Al principio es una simple idea, un susurro, inocente y frágil, tanto que en cualquier momento parece que se vaya a romper. Cuando aún no eres un Fernando Bacaicoa comiéndote el mercado al que vas dirigido, lo normal es que, como yo, no tengas ni idea, o poca, de nada de lo que he escrito en el primer párrafo. Tienes un proyecto en el que te has embarcado con toda la ilusión del mundo, tú solo, con un socio o con varios y lo más probable es que estés gastando tu tiempo en desarrollarlo, mejorarlo o buscando financiación para poder seguir adelante. No digo que esté mal, pero hay más, mucho más. Y aquí es donde entran BerriUp y Pedro Muñoz-Baroja dispuestos a acelerar y preparar correctamente tu puesta en marcha.

Ya en el comité de selección, tras presentar el proyecto junto a mi socio, en la parte de “ruegos y preguntas”, José Poza y Miguel Ramos revolucionaron nuestro proyecto. Imaginaros, un año y pico con una idea en mente para que lleguen estos dos monstruos del emprendimiento (lo digo con cariño y admiración) y con dos minutos les baste para que durante todo el mes siguiente estemos rompiéndonos la cabeza mucho más que en todo el año y pico anterior.

Una idea brillante puede fracasar estrepitosamente por su plan de negocio (o la falta del mismo). Parecerá una obviedad, pero es algo que tengo grabado a fuego desde que pisé BerriUp por primera vez. Por muy bueno que sea el proyecto, necesita un plan de ventas muy estudiado, contrastarlo con el cliente, definir fechas (roadmap), etc., y todo esto lo estamos poniendo en práctica en BerriUp, y…¡menos mal!, porque tras realizar varias encuestas con nuestros posibles clientes, hemos dirigido mucho mejor el proyecto hacia ellos, cosa que tal vez no hubiera sido tan sencillo tras el lanzamiento del proyecto.

Algo que me está gustando mucho es que, por mucho que nos aconseje y nos guíe, Pedro Muñoz-Baroja siempre nos dice “pero recordad que la decisión es vuestra”, es decir, él nos da las herramientas, nos dice cómo usarlas y nosotros decidimos qué crear con ellas…, cada día me siento más afortunado de formar parte de BerriUp.

Y para terminar, mencionar a los mentores que nos acompañan, Fernando Bacaicoa, Miguel Ramos y Luis M. Uranga. Poder contar con esta gente no tiene precio. La primera vez que nos reunimos mi socio y yo con Fernando y Miguel, fue un duro combate de nuestra ignorancia contra su experiencia. Por suerte ganó su experiencia. Y la reunión con Luis, pocas veces me han hecho ver las cosas tan claras y con tanta sencillez, ¡qué fácil lo hace todo esta máquina de la estrategia!. Tras estas dos reuniones hemos ganado en confianza y de alguna manera dormimos mejor, ¡que no es fácil dormir bien cuando emprendes!

Así que ya sabes, si tienes una idea o proyecto en mente y sobretodo si es tu primera vez, mi consejo es que no tengas miedo y te presentes a una aceleradora de startups, y si es BerriUp mejor.

Jurdan Berrio, CEO de MODFIE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *