Go to Top

Tu startup en portada

Joan López Alegre

Licenciado en Geografía e Historia (UB), ejerce de director de comunicación de empresas y organizaciones y ha sido responsable de comunicación, entre otros, de la VicePresidencia del Parlamento Europeo, del campus europeo de Berklee College of Music o de AENA para los Aeropuertos de Barcelona, Girona, Reus, Sabadell y Zaragoza. Colaborador de medios de como RTVE, El Mundo, VozPopuli, RAC1 y otros es autor de “Hablar de todo y no saber de nada” (Debate 2017) o “La mayoría silenciosa” (Deusto 2019). Es profesor de comunicación en la Universidad Abad Oliba CEU.


Las empresas con un máximo de 9 trabajadores son las segundas generadoras de empleo en nuestro país pero en cambio tienen una infra presencia en los medios de comunicación. El auge de los Brand content (contenidos de pago), el posicionamiento SEM (o de pago) y la irrupción de los influencers, que piden ser remunerados a cambio de convertirse en prescriptores, obliga a las startups a preparar planes de comunicación bien hilvanados si quieren acceder a los medios de comunicación. 

Es obvio que la presencia en medios dota a la startup de notoriedad y prestigio. Es un elemento de diferenciación que facilita las rondas de financiación, la captación de talento, las alianzas y el lanzamiento de productos. 

Pero ¿es posible que una startup salte a la portada de Expansión? Sin duda. Solo hay que contar algo nuevo y saber a quién explicárselo y cuando. Además hay que tener en cuenta que la comunicación requiere de tesón y continuidad. Los planes de comunicación deben buscar el resultado inmediato pero también el posicionamiento a medio plazo. 

Además la comunicación empresarial ha experimentado en los últimos años una personalización importantísima, personajes como Ana Patricia Botín o Mark Zuckemberg son indisociables para lo bueno y para lo malo de sus empresas y por lo tanto la estrategia de imagen de marca personal de los impulsores de una startup ha de formar parte del plan de comunicación de la misma. 

Una startup que cuide sus relaciones con los medios sin hacer distinción entre los convencionales (prensa escrita, radio o tv) y los digitales obtendrá un plus de valoración y notoriedad de mercado que marcara la diferencia entre ella y sus competidores y le permitirá acceder a nichos de mercado más amplios o a métodos de financiación como el MAB o el Capital Riesgo con mayor facilidad.   

Algunas startups cometen el error de dirigirse solo a medios alternativos o especialmente destinados a emprendedores, son medios a los que no hay que descuidar pero a los que no hay que dedicarse en exclusiva, nuestros clientes provienen de todos los segmentos de la sociedad y no solo de nuestro entorno. En comunicación el “think big” da grandes resultados. 

Una startup tiene mucho que contar a un medio: el proceso de desarrollo de un producto o servicio, cómo surgió la idea, las expectativas que tiene, y sobre todo las realidades de lo ya alcanzado. 

El principal riesgo al que tiene que hacer frente hoy una startup al relacionarse con los medios es el de la burbuja. Si un periodista debe elegir entre una empresa con elementos muy tangibles como una industrial o una starup siempre se inclinará por la primera y por eso la concreción y huir del humo se convierte en un aspecto fundamental del relato a construir.      

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *