Go to Top

Apoya a las Startups vascas

MEDIDAS PARA GARANTIZAR LA LIQUIDEZ, EMPLEO Y ACTIVIDAD EN EL SECTOR DE LAS STARTUPS TECNOLÓGICAS

La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 y el Estado de Alarma decretado en consecuencia está teniendo un impacto demoledor en nuestro tejido empresarial. Todos los sectores y sus empresas están viviendo una situación de emergencia desconocida para todos cuya consecuencia directa, salvo que se tomen medidas efectivas de protección, será la desaparición de muchas compañías, la destrucción de empleo y, finalmente, un tejido empresarial muy debilitado.

Somos conscientes de que desde las instituciones vascas se están tomando medidas para contener los efectos y para evitar en la medida de lo posible, los efectos tan perniciosos que esta crisis puede tener sobre la economía vasca. Y lo agradecemos. Sabemos que nuestras Instituciones van a realizar todo lo que esté a su alcance para proteger nuestro tejido empresarial. No tenemos duda.

No obstante, las medidas aprobadas – o que se puedan aprobar – con carácter general para el tejido no son suficientes o, al menos, dejan fuera del perímetro de protección a un sector muy particular, como son las startups tecnológicas. Por su particular forma de crecimiento, éstas no atienden a ratios financieros tradicionales y ordinarios (priorizan crecimiento sobre beneficio inmediato, tienen una fuerte inversión en I+D antes incluso de tener ingresos, se financian en muchas ocasiones con inversión externa y no con deuda bancaria, etc.) y eso provoca que no tengan capacidad de aprovechar buena parte de las medidas fiscales aprobadas por las Diputaciones Forales y que no resulten elegibles, por no cumplir los ratios exigidos, para las líneas de financiación abiertas con la ayuda de nuestra administración.

Somos conscientes de nuestro tamaño y, por tanto, no pedimos prioridad ni beneficios especiales. Sólo pedimos que se tenga en cuenta la singularidad de este tipo de compañías, sus particularidades, para evitar que queden fuera del flujo de medidas de apoyo que, de forma tan diligente, están tratando de aprobar las instituciones. Las startups tecnológicas son un agente clave en la transformación del país, son una pieza esencial de innovación y, como esta crisis sanitaria está demostrando, organizaciones que de forma ágil pueden crear soluciones para problemas complejos. No podemos permitir que desaparezcan. Sin el emprendimiento tecnológico innovador, el tejido será necesariamente más pobre. Precisamente por ello, estados europeos punteros a nivel tecnológico, como Francia y Alemania, ya han aprobado fuertes medidas específicas para proteger a sus startups en esta crisis global.

En consecuencia, proponemos a continuación una serie de medidas (algunas generales y otras de impacto más específico en nuestro sector) para la generación de liquidez y el mantenimiento del empleo y la actividad en este contexto tan complejo, que, con independencia de la fórmula que se utilice para canalizarlas, creemos que entran dentro del ámbito competencial de nuestras instituciones.

  1. Igualar (co-financiación al 50%):
    1. Las nuevas aportaciones de capital realizadas por los socios actuales (inversores o promotores) a sus empresas desde la declaración del Estado de Alarma hasta 30 de junio que sean necesarias para garantizar su liquidez en este período; y
    2. Los anticipos de rondas de financiación que realicen inversores desde la declaración del Estado de Alarma a 30 de junio como anticipo de operaciones en curso, siempre que se cubra como máximo un 25% de la financiación comprometida en ofertas o manifestaciones de interés (Cartas de Intenciones, MoUs, Term Sheets o similares) firmadas con anterioridad a 1 de marzo.
  2. Incrementar el % de deducción sobre la inversión total que los Business Angels tienen en el IRPF en los dos casos anteriores (es decir, limitado exclusivamente a inversiones realizadas desde la declaración del Estado de Alarma y hasta el 30 de junio) y establecer deducción idéntica para sociedades en el Impuesto de Sociedades.
  3. Participación en proyectos de I+D (64 bis):
    1. Suspender el plazo máximo de 3 meses desde el inicio del proyecto para la firma del convenio de financiación. Buena parte de los proyectos empieza en el primer trimestre del año, eso implica que el plazo máximo de firma del convenio va a coincidir con el período del Estado de Alarma, espacio de tiempo complicado para poder alcanzar acuerdos de esta naturaleza.
    2. Flexibilizar plazos para la firma de contratos de financiación en proyectos plurianuales (los investigadores que no hayan podido financiar el coste del proyecto de 2019, podrían tener la oportunidad de buscar un nuevo financiador para el de 2020).
    3. Permitir subrogación en la posición del financiador en proyectos plurianuales comprometidos ya desde el 2019, para los casos en los que, como consecuencia de la crisis, el financiador no pueda hacer frente a los desembolsos comprometidos para el 2020.
  4. Respecto a las líneas de financiación aprobadas, especialmente a través de la SGR Elkargi, que se establezca una exclusión para empresas de base tecnológica del requerimiento de criterios o ratios específicos de facturación o beneficios para dar cabida a startups siempre que éstas cumplan con unos criterios mínimos de empleo y facturación.
  5. En los casos en los que el desembolso de ayudas, subvenciones, programas o créditos de organismos como los BICs, SPRI o entidades análogas esté sujeto a hitos temporales, hitos materiales o  acreditación documental, aceleración de su desembolso para hacerlo inmediato, sujeto a cumplimiento de hitos y comprobación posterior.
  6. Aprobación de una línea de ayudas para mantenimiento del empleo de calidad, subvencionando un porcentaje del salario de empleados de perfiles técnicos durante un plazo determinado y bajo condición de que la startup mantenga su empleo o lo incremente en un plazo de tiempo prefijado (por ejemplo, 12 meses desde la finalización del Estado de Alarma).
  7. Tramitación acelerada de devoluciones de créditos tributarios solicitados (especial pero no exclusivamente, por IVA) y flexibilización de los requisitos para la recuperación de IVA repercutido en caso de impagos.

Somos plenamente conscientes de que algunas de las medidas podrán desplegarse de forma más sencilla y otras serán más complejas y queremos dejar constancia de que solicitamos medidas con carácter temporal para la situación que vivimos, no planteamos medidas permanentes.

Asimismo, nos gustaría trasladar todo nuestro apoyo a las instituciones y al trabajo que están realizando, ponemos a su disposición nuestro conocimiento sobre el sector, la información sobre el estado de las Compañías y las necesidades más urgentes que tienen y ofrecemos toda nuestra colaboración en lo que les pueda resultar de apoyo. Todos unidos y teniendo en cuenta a todos los agentes económicos de nuestro país será más fácil superar esta situación.

Vaya por delante el total agradecimiento por anticipado al esfuerzo que las instituciones estamos convencidos de que realizaran para proteger el ecosistema tecnológico y de innovación de nuestro país.

APOYA A LAS STARTUPS VASCAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *